Depilación

Depilación a cera

La depilación más clásica, Si nunca antes te has depilado con cera, debes saber que es uno de los tratamientos más demandados, tanto para mujeres como para hombres. La depilación con cera puede eliminar el vello desde la raíz, ralentizando su crecimiento durante una media de 4 semanas. Se puede utilizar en casi todas las zonas del cuerpo, desde el rostro (bigote, cejas…) hasta grandes zonas como las piernas o brazos. 

Depilación eléctrica

La depilación eléctrica es la única técnica considerada como depilación definitiva, ya que elimina cualquier tipo de vello sin importar su color o grosor. Realizada en varias sesiones, el pelo desaparece de forma progresiva.

Se canaliza una fina aguja hasta el fondo del folículo y se aplica una pequeña cantidad de corriente que destruirá las células germinativas, dejando el folículo sin capacidad para regenerarse

-Fotodepilación

Trabajamos con una plataforma lumínica multidisciplinar que emite luz pulsada intensa de última generación. El principio empleado es la emisión de un haz luminoso con un espectro de onda entre 430 – 1200 nm. que penetra en la piel. Se entiende por depilación progresiva la pérdida significativa y estable durante un periodo más largo que el ciclo completo de crecimiento natural del pelo

La depilación mediante energía lumínica es una aplicación tecnológicamente progresiva que se basa en la absorción específica de la radiación incidente por parte de la melanina, lo cual produce un calentamiento selectivo en la zona folicular, que permite la destrucción del tallo e indirectamente del bulbo piloso en una de sus fases de crecimiento, denominada anágena. Por esta razón, el tratamiento de eliminación del vello requiere de varias sesiones en el tiempo, suficiente para tratar todos los bulbos en dicha fase.